Inicio > Historias > Paraíso perdido

Paraíso perdido

Publicado por caboclo

 

Ya no hay niños con cara tiznada como en las novelas de Dickens, sino diablos relucientes, malos como la hiel, limpios, retadores.

 

Finalista en el concurso Cuenta 140 de enero de 2011 (Tema: el carbón). Además de esta miniatura, el tema de la semana me dio para escribir estos otros:


SOLEDAD

La encontraron con la labor en el regazo y una foto del hijo sobre la mesa camilla. Una fina neblina envolvía la escena y las ascuas del brasero brillaban aún, satisfechas.


CUESTIÓN DE FONÉTICA

Decía de él que era un ‘carbón’ y nadie la entendía. Su esmerada educación de niña bien le impedía articular la r tras la b.


CARBÓN

No creyó que se atrevieran; pero, vista la situación, hizo lo más esperable. La madre murió resignada; con el padre tuvo que bregar algo más.


LICENCIA PARA TIZNAR

“Mi nombre es Bon, Car Bon”, decía mientras tiznaba la mañana de Reyes de los niños malos.

Categoría: Miniaturas | 2 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://capiroba.blogalia.com//trackbacks/68663

Comentarios

1
De: rosa olea Fecha: 2011-01-14 06:56

No se puede decir más con menos...me encanta! es la máxima del minimalismo! ENHORABUENA!



2
De: Caboclo Fecha: 2011-01-14 11:13

Gracias por la visita, Rosa, y por tus parabienes, claro está. Espero que te animes y te decidas a publicar tu blog de "nanocuentos".



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.55.167 (5d64c58e3c)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

 
 
Web Statistics