Inicio > Historias > Cacería

Cacería

Publicado por caboclo

 

Pese a que había recorrido varias veces el cotidiano sendero de la imaginación, el microcuentista no encontraba esa tarde una idea adecuada. Cansado de lugares comunes y perspectivas ingenuas, decidió dejarse llevar por las palabras. Las primeras resultaron luminosas y la sonrisa se instaló por un instante en el autor; las siguientes, en cambio, estaban vacías y olían a fosa séptica. Ante el fracaso de la sesión, cierre de libreta y paseo desnudo, sin estilógrafica ni papel, bajo la lluvia.

Al transitar junto a unos escaparates, advirtió en un rincón, confundido entre telas, bibelots y muebles expuestos, una pequeña figura de porcelana inquietantemente parecida a sí mismo. Escribía con la mirada enterrada en el papel mientras las ideas pajareaban en derredor, juguetonas y caprichosas. Unas eran blancas de inocencia; otras oscuras y con apariencia de maldad.El microcuentista volvió al hogar y se adentró de nuevo en los túneles del recuerdo, aunque sabía que nada encontraría en ellos, tan sólo una leve sombra esquiva, huidiza e inconsistente.

Categoría: Mediaturas | 2 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://capiroba.blogalia.com//trackbacks/68757

Comentarios

1
De: Torcuato Fecha: 2011-01-24 13:01

Cada vez me gusta más lo que leo.
Un abrazo.



2
De: Caboclo Fecha: 2011-01-24 16:24

Muchas gracias por tu apoyo, Torcuato. Ya me pondré en contacto contigo para lo de El microrrelatista.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.218.214 (a693d52fc0)
Comentario

 
 
Web Statistics