Inicio > Historias > Promesas

Promesas

Publicado por caboclo

 

El niño que recoge conchitas en la orilla ha visto una botella flotando sobre las olas. Mientras la recupera, se imagina a bordo de un velero, surcando los siete mares en busca del náufrago. Ya se ve desembarcando en la isla desierta y casi podría decirse que siente el abrazo pegajoso de un hombre a quien la soledad de tantos años ha privado de la capacidad del habla. Con trabajo arduo, las ilusas manos del niño consiguen extraer un diminuto papel con unas breves frases: "Estoy bien. No se preocupen. No me busquen".


Categoría: Mediaturas | 6 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://capiroba.blogalia.com//trackbacks/69126

Comentarios

1
De: Luisa Hurtado González Fecha: 2011-03-07 14:30

Y fueron tan inesperadas las palabras que el niñó leyó, que lamentablemente dejó de soñar.



2
De: Pablo Gonz Fecha: 2011-03-07 19:41

Este micro es estupendo, Caboclo. Cerrado, bien escrito, chisposo. De los que a mí me pirran.
Un abrazo con mi enhorabuena,
PABLO GONZ



3
De: Torcuato Fecha: 2011-03-08 13:45

A mi también me ha encantado. De principio a fin.
Una maravilla.
Abrazo, Caboclo



4
De: Caboclo Fecha: 2011-03-09 15:55

Muchas gracias por vuestras palabras de aliento, sobre todo viniendo de tres personas tan conocedoras de la cuestión.



5
De: Ana Fecha: 2011-03-09 21:29

No sé, pero creo que el niño ya estaba empezando a pensar que no le apetecía tanto ir a buscarlo, así que le he visto respirar tranquilo al leer la nota... por lo del abrazo pegajoso, digo.
Quizá le haga plantearse la vida de otra forma.
Muy bueno, Caboclo, me gusta mucho
Abrazos



6
De: Caboclo Fecha: 2011-03-10 17:00

¡Ay, Ana! El problema es que si el niño se plantea la vida de otra manera es que habrá crecido y ya tendrá muy difícil surcar océanos y salvar náufragos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.221.13 (c9df659f3f)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

 
 
Web Statistics