Inicio > Historias > Las razones de Jonás

Las razones de Jonás

Publicado por caboclo

 

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre,
y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Génesis.


A los tres días, el profeta fue arrojado sobre la arena para continuar su misión. Pensaba el Supremo Hacedor que en ese tiempo el díscolo y rebelde Jonás habría aprendido a respetar los designios divinos. Sin embargo, no contaba el Creador con que la melancolía se hubiese instalado en el alma del hombre. Ninguna mujer sobre la tierra era comparable con la salada belleza de espuma que coronaba la ola donde había entrevisto la verdad del amor. Aquella sirena, hermosa princesa del mar, lo aguardaba muy lejos de Nínive y Dios tendría que comprender sus razones.


Categoría: Mediaturas | 3 Comentarios

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://capiroba.blogalia.com//trackbacks/69209

Comentarios

1
De: Elisa Fecha: 2011-03-16 20:35

Bellísima la prosa. Esperemos que Dios comprendiera sus razones y no resultara un integrista misógino.



2
De: Pablo Gonz Fecha: 2011-03-17 20:21

Una prosa muy sólida, Caboclo. Con eso puedes escribir lo que quieras.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ



3
De: Caboclo Fecha: 2011-03-17 20:45

Caramba, me abrumáis con lo de la prosa. Os lo agradezco sinceramente, sobre todo viniendo de dos autores tan espléndidos como vosotros.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.221.13 (c9df659f3f)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

 
 
Web Statistics